Presentación

Ante la actual coyuntura mundial, determinada por grandes retos e incertidumbres globales derivados del incremento demográfico, nuevos planteamientos y actores geopolíticos, cambio climático y la escasez de los recursos, así como el crecimiento del fenómeno de la urbanización, la revolución tecnológica, la presente alarma sanitaria mundial y otros. Entendiendo que, por primera vez en la historia de la humanidad, estas transformaciones están ocurriendo a un ritmo muy acelerado y afectando a muchas personas que coexisten en forma de siete generaciones. Tratando de comprender y asumir esta nueva realidad nos proponemos intervenir proactivamente a la hora de enfrentarnos a desafíos sociales complejos e inciertos enmarcados en el tercer sector o economía social.

La intensidad y prolongación de la reciente crisis sanitaria, con sus repercusiones en lo social y económico, ha provocado un incremento tanto de las situaciones de vulnerabilidad social como de la intensidad de las mismas. De hecho, se observa que se ha producido un enorme deterioro en la cohesión social en nuestro país durante los últimos meses, con un incremento notable de la exclusión social, cada vez más grave y más extensa. Dicho problema provoca un aumento de la demanda de servicios sociales, haciendo que el tercer sector de acción social adquiera un papel clave en la denuncia y atención de las numerosas necesidades de la sociedad actual.

Estas circunstancias promueven nuevos retos para las organizaciones englobadas en el tercer sector con foco en la acción social. Concretamente, si se une el incremento de la demanda social de los servicios prestados a la reducción de los recursos económicos de las entidades públicas y otras del sector, el resultado es un escenario claramente desfavorable para la consecución efectiva del fortalecimiento y cohesión de la sociedad civil, así como para la contribución a la justicia social, la democracia y el desarrollo sostenible.
Consciente de esta realidad, la iniciativa plantea acometer un plan de actuación desde una Fundación privada denominada Fundación Ruiz de Salazar.

En este contexto, la Fundación Ruiz de Salazar, en el marco de sus actuaciones, promoverá la gestión del cambio, con sentido y propósito, para dar apoyo social a quienes puedan necesitar ayuda en esta situación. En concreto, el desarrollo de buenas prácticas, la divulgación y la educación en el ámbito de la salud y el bienestar social serán su cometido bajo un enfoque humanista. Se trata de una iniciativa de naturaleza fundacional privada sin fin de lucro y con aspiraciones de independencia y sostenibilidad económica a largo plazo. Uno de sus principales objetivos en el medio plazo será el de obtener la declaración de utilidad pública.

La Fundación Ruiz de Salazar es ya una realidad y fue constituida a través de Escritura Pública el 6 de noviembre de 2018 y registrada en el Registro de Fundaciones de la Comunidad Autónoma de Cantabria, adscrito a la Secretaría General de la Consejería de Presidencia y Justicia, constando con la siguiente inscripción de fecha 29 de mayo de 2019: Clasificación. Otras, Código: O, I, 38.

Los diversos programas y actividades se organizarán y llevarán a cabo, entre otras ubicaciones, en las instalaciones de “EspazioTorrelavega” en la céntrica calle General Ceballos, 8 de Torrelavega, Cantabria.

Misión

Dedicarnos al cuidado integral y respetuoso de las personas en el sentido más amplio y generoso.

Visión y aspiración

Ser percibidos en nuestros ámbitos de actuación con recursos y resultados claramente diferenciadores.

Valores

Trabajamos apoyándonos en los valores de integridad, proactividad y vocación de servicio. Estos inspiran nuestros programas y el desempeño de nuestros cometidos.